Asociación Civil Memoria Palermo
Memoria Palermo
FacebookInstagram

Baldosas por la Memoria

Susana Beatriz Libedinsky Rabej

Armado: 22 de agosto de 2018
Colocación: Septiembre 2018 (a definir). ISPEI Sara C. de Eccleston. Dorrego 3451. CABA

Junto con la comunidad educativa Sara Eccleston armamos una baldosa homenaje a Susana Beatriz Libedinsky Rabej. Militante popular desaparecida el 18 de mayo de 1976, tenía 18 años.

Susana Beatriz Libedinsky (Mecha), nació en la ciudad de Tigre en provincia de Buenos Aires el 8 de febrero de 1958 y vivió en San Fernando la mayor parte de su vida.
El grupo familiar se componía de Dorita y Roberto, sus padres, Jorge su hermano cinco años mayor por vía materna, y el hermano menor Guille, quien nació en 1963.
Los tres hermanos se querían mucho, se adoraban y protegían. También compartían juegos y actividades. Eran muy compinches.

Desde pequeña fue inquieta y su rebeldía se empezó a manifestar en el hogar y en la escuela. Era lateralmente zurda y la forzaron a escribir con la derecha. Corrigió su letra torcida utilizando una regla como apoyo que dejó una base recta en su forma de escribir.
A medida que fue creciendo se hizo a sí misma estudiando con facilidad y naturalidad.
Le gustaba aprender y también a enseñar.
Ya con 14 años daba clases de guitarra y cuando se le acababa el repertorio tomaba clases con un profesor para continuar con sus alumnos.
Corría el año 1969, cuando el primer hombre pisó la luna… desde el vuelo de la Apolo 11.
Susi, junto a sus mejores amigas, Claudia y Marcela, conformó un trío musical, que se dio en llamar “Apolo Joven”… El éxito se limitó a ensayar canciones e imprimir tarjetas, porque el mentado Trío no se hizo escuchar jamás!

Aproximadamente, en 1973 por medios sociales se va introduciendo en política mediante el centro de estudiantes del colegio como representante de su clase.
Militó en la UES de Zona Norte, desde donde trabajó incansablemente en la alfabetización de adultos en las Villas marginales de San Fernando. Tenía 16 años, todavía estudiaba en la escuela secundaria Normal Artigas de San Fernando.
Tenía claro que quería ser docente y eligió la enseñanza infantil. El instituto de profesorado Sara Eccleston era el lugar indicado y en marzo de 1976 comenzó a cursar hasta el día de su desaparición el 18 de mayo.
Vinieron por la noche, con total cobardía, eran más de 7 hombres, se llevaron a una Adolescente muy Adulta...
Decían los cobardes, los sin nombre: ”No se preocupen, mañana la podrán pasar a buscar por el Departamento Central de Policía, en la calle Moreno…”
Dorita preparaba, limpiaba y planchaba su ropa durante los terribles años de la Dictadura, con la esperanza de que la use a su regreso.
El regreso que jamás se concretó.
Ni siquiera la certeza de su vida o muerte.

Cegaron su vida quien sabe cómo y dónde.
Susi era un cascabelito... Alegre, sensible, divertida, con un especial sentido del humor, pero entre sus cualidades cabe destacar su sentido de la solidaridad.
Nunca más se supo de ella a pesar de formar parte de un proceso judicial que incluía detenidos desaparecidos de la zona norte de Buenos Aires.

No hay justicia, ni reparación que pueda con tanto daño, sufrimiento y dolor.
Después de 42 años, cuando la memoria de Susana y su conexión con la vida solo formaba parte de sus seres queridos, surgió un movimiento espontaneo lleno de humanidad y justicia desde el Profesorado del Instituto Sara Ecclestón en el que profesores, directores y alumnos se abocaron a la tarea de aparecer a Susana y darle un lugar que no tenia en la institución.
Los hermanos, y familias, volvimos a respirar junto al profesorado y a Memoria Palermo en un acto reparador, lloramos todos por Susi...

Gracias a todos lo que con su amor se comprometen para que mediante el recuerdo aseguren que lo vivido no se vuelva a repetir.

Hermanos de Susana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA